Author
isaiasg
isaiasg
User since 2017
isaiasg's published pages
Ayudar con mi sabiduría y mis palabras
Proverbios 30:1-9
El Señor da la vista a pobre y opresores.
Proverbios 29:1-27
Él llama, yo invoco
Joel 2:28-32
Dios está interesado
Joel 2:1-17
De Dios brota el verdor para tus ganados
Proverbios 27:23-27
Privilegios especiales = obligaciones especiales
Amós 2:4-3:2
¿Quién se cree muy sabio?
Proverbios 26:1-12
Él restaurará
Joel 3:16-21
La sabiduría es más que la fuerza
Proverbios 24:1-22
Sé lo suficientemente sabio
Proverbios 23:1-18
Lo derramaré sobre todo género humano
Joel 2:28-32
El Señor hará grandes cosas
Joel 2:18-27
Ya viene el día del Señor
Joel 2:1-17
Dios es superior. Dios es lo máximo
Joel 3:1-16
Deleite en sus caminos
Proverbios 23:19-35
¿Cuánta importancia tiene? R/mucha
Proverbios 22:17-29
"Así sí" y "así no" se hacen las riquezas
Proverbios 22:1-16
Dios quiere ser el árbol «siempre verde» del que provenga todo tu fruto.
Oseas 14:1-9
Dios es supremo
Proverbios 21:18-31
Reconocer a Dios. Él es el que salva.
Oseas 13:1-16
La guía de Dios para la vida próspera
Proverbios 21:1-17
Responder a todo el amor de Dios, con una vida de amor, justicia y confianza
Oseas 12
Lo valioso
Proverbios 20:1-30
Honrarlo de verdad
Oseas 11:1-12
El propósito del Señor prevalecerá
Proverbios 19:15-29
No hagamos pactos que no tenemos intención de cumplir
Oseas 10:1-15
Dios nos ve con dulzura
Oseas 9:1-17
Adquirir sabiduría como amor propio
Proverbios 19:1-14
No acudir a cosas que "no son Dios"
Oseas 8:1-14
Manual de sabiduría para hacer amigos
Proverbios 18:1-24
Buscarle de corazón
Oseas 7:1-16
Para que todo salga bien
Proverbios 17:1-15
Llamado al arrepentimiento - amor y no sacrificios
Oseas 6:1-11
Hay esperanza
Oseas 5:1-15
¿Conocemos y damos a conocer a Dios?
Oseas 4
confiar en el Señor llenará de gozo
Proverbios 16:10-24
view all (37 total)
Clamar a Dios
Joel 1
Bajarse de la nube, y todos clamar a Dios
#Dios
#EscuelaDominicalPeniel
#ElLibroDeJoel
Published 29/06/2020
Author
Share / Groups / About Author
Estructura del estudio
Pasajes trasfondo
Pasaje de hoy
División en frases
Estructura del estudio
- Trasfondo económico ¿Cuál es la producción básica en el texto de Joel? Lugar relevante tienen las plantas perennes. Sumadas la designación genérica “árboles (del campo)”, las especies específicas y su producto, encontramos 23 referencias. Son añadidas 8 más si tomamos en cuenta el trabajador, el instrumento de trabajo, el local de procesamiento y los consumidores. Dentro de todas estas referencias, la vid viene en primer lugar. Tres veces es mencionada la planta (1, 7. 12; 2, 22). Otras tres veces como vino, aunque no fermentado (1, 10; 2, 19. 24). Dos veces como mosto (1, 5; 4, 18). Dos veces como vino (1, 5; 4, 3). Son citados aun los viñateros (1, 11), los borrachos (1, 5) por causa del vino, y los lagares (2, 24; 4, 13). A estas 14 referencias podríamos sumar otras tres, en el caso de que se tuviese la certeza de que las libaciones (1, 9. 13; 2, 14) eran hechas con vino. Podrían ser realizadas con aceite de oliva , que es otra planta perenne de la que se debe resaltar su presencia. Tres veces se habla del aceite nuevo, producido en la cosecha del año (1, 10; 2, 19. 24), aparte de indicarse el lagar, lo mismo que para el vino (2, 24), para su procesamiento. En tercer lugar aparece la higuera (1, 7. 12; 2, 22), seguida del granado, de la palmera y del manzano (1, 12). De manera generalizada se citan también los árboles del campo (1, 12. 19; 2, 22), con su fruto (2, 22) y el instrumento de podar (4, 10). . Al lado de las plantas perennes se presenta el cereal . Nueve veces es referido de manera directa. Súmense a ellas otras nueve, teniendo en cuenta el trabajador, los instrumentos de trabajo, el local de procesamiento, el almacenaje y los consumidores. El trigo (1, 11; 2, 24) y la cebada (1, 11), son mencionados explícitamente. Debe ser también a ambos que se indica con los términos “cereal” (1, 10. 17; 2, 19) y “simientes” (1, 17). Claramente a ellos es la referencia la “mies” (1, 11; 4, 13). Además de éstas, hay todavía la 77 mención de graneros y silos (1, 17), labradores (1, 11) y las eras (2, 24). Dos instrumentos de trabajo ligados a los cereales también son mencionados: la reja de arado (4, 10) y la hoz (4, 13). No por último, se debe recordar el consumo del cereal, ciertamente presente en las oblaciones u ofrendas de manjares (1, 9. 13; 2, 14). Los términos más genéricos como “comida” (1, 16; 2, 23), pueden referirse tanto a las plantas perennes cuanto a los cereales. Por ese motivo no los consideramos. Pero no podemos olvidar aquí las referencias a los campos (1, 10-11) y a la “adamah” (1, 10; 2, 21) como tierra propia para el cultivo de los cereales. . Todavía un tercer grupo de referencias necesita ser señalado. Se trata de los animales . Ahí tenemos el término genérico para el ganado, al lado del cual son mencionados específicamente los bueyes y el ganado pequeño, esto es, ovejas y cabras (1, 18). ¿Serán los “animales del campo” una referencia económica (1, 20; 2, 22)? En todo caso, son igualmente importantes la referencia a la leche (4, 18), al pasto (1, 18) y a los pastos de la estepa (1, 19-20; 2, 22). . Toda esta producción campesina está en dependencia del agua , tanto de la lluvia (2, 23), como la de los riachuelos (1, 20; 4, 18) y de las fuentes (4, 18), y de que no ocurran plagas devastadoras como la de langostas (1, 4; 2, 25). A pesar de haber todavía otros detalles económicos en el texto, es importante que nos detengamos un poco en los datos hasta aquí presentados antes de proseguir. En la economía agraria que estamos visualizando, salta a la vista el predominio de la fruticultura sobre los demás sectores. Y eso parece corresponder exactamente a las condiciones agrícolas de Judea a partir del siglo V a. C. (...) la mención de “labradores y viñaderos” (1, 11). Es interesante que en las únicas otras dos veces en que el 'ikar y el korem son mencionados juntos (II Cr. 26: 10; Is. 61 : 5), representan a trabajadores rurales sin tierra (cf. también Am. 5:16). Están, pues, en una relación de dependencia. Y su terrible lamento, expresado en Jl. 1:11, sería perfectamente comprensible: las langostas y la sequía acabarán con cualquier perspectiva de cosecha. Para el trabajador asalariado el hambre ha de ser más clamorosa, frente a la perspectiva del desempleo. ¡El labrador se cubre de vergüenza; el viñador grita desesperado! Es el fin de la degradación del trabajador. Bien diferente ha de ser el lloro del borracho (1:5) y de los sacerdotes (1:13), que ya no cuentan con el fruto del trabajo ajeno. Esta oposición de consumidores y productores asalariados correspondería igualmente a la transformación ocurrida en la agricultura. El incremento de la fruticultura por parte de una población mejor situada, y resultante de una economía mercantil necesaria en la búsqueda del cereal, ciertamente habrá llevado al empobrecimiento creciente de los sectores marginados. - Observación 1. Verbos imperativos 2. Adjetivos posesivos en que Dios es el sujeto 3. Personaje en mención 4. Referencias de tiempo 5. Agrupar las calamidades Comida ( Cosechas, hambre) Bebida Productos Templo (litúrgica) Sufrimiento, lamento Sequía Fuego Ganadera Gozo marchito (ánimo, espíritu) 6. Sentimientos humanos atribuidos a cosas creadas 7. Eventos donde regularmente se espera gozo Fiesta (borrachera) Matrimonio Campos, árboles, arroyos, pasto el día de cosecha el templo, el altar, celebraciones de júbilo La reunión solemne El día del Señor 8. Similitud con Jon. 3:7-8 9. Referencias o detalles económicos 10. Instrucciones ( Oigan, escuchen, cuéntenlo, relaten, transmitan, despiértense, lloren, giman, lloren, laméntense, giman, lloren, vístanse, lloren, giman, vístanse, pasen, Proclamen, convoquen, reúnan, clamen ) - Interpretación 1. ¿Por qué contar de generación a generación una historia tan devastadora? - Como memoria de lo que pasó - Como preparación - Para que la historia no se repita - Fue algo muy notorio (único) 2. ¿Qué significado tenía para el pueblo la instrucción de Joel? - Arrepentimiento y dependencia de Dios - Volver a vivir y a sentir esa preocupación - Advertencia a las generaciones venideras de lo que puede pasar - Evitarse problemas - Cambio de mentalidad acerca del día de Señor - Bajarlos de la nube - Cambio de orgullo a humillación **** - Llamado a ver su condición (comodidad en vez de buscar del Señor) Ni sus antepasados había vivido algo como eso. - ¿Por qué la secuencia del v.4? - ¿Cuánto tiempo duró eso?
notes
Pasajes trasfondo
OT
Génesis 15:15
nvi
15 Tú, en cambio, te reunirás en paz con tus antepasados, y te enterrarán cuando ya seas muy anciano.
Éxodo 20:12
12 »Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios.
Levítico 19:32
32 »Ponte de pie en presencia de los mayores. »Respeta a los ancianos. »Teme a tu Dios. Yo soy el Señor .
Salmos 71:9
9 No me rechaces cuando llegue a viejo; no me abandones cuando me falten las fuerzas.
Salmos 71:18
18 Aun cuando sea yo anciano y peine canas, no me abandones, oh Dios, hasta que anuncie tu poder a la generación venidera, y dé a conocer tus proezas a los que aún no han nacido.
Éxodo 12:26
26 Y cuando sus hijos les pregunten: “¿Qué significa para ustedes esta ceremonia?”,
Éxodo 13:8
8 »Ese día ustedes les dirán a sus hijos: “Esto lo hacemos por lo que hizo el Señor por nosotros cuando salimos de Egipto”.
Deuteronomio 6:20
20 »En el futuro, cuando tu hijo te pregunte: “¿Qué significan los mandatos, preceptos y normas que el Señor nuestro Dios les mandó?”,
Oseas 2:8
8 Ella no ha querido reconocer que soy yo quien le da el grano, el vino nuevo y el aceite. Yo le he multiplicado la plata y el oro, ¿y qué hizo con ellos? ¡Falsos dioses!
Salmos 104:15
15 el vino que alegra el corazón, el aceite que hace brillar el rostro, y el pan que sustenta la vida.
Deuteronomio 28:51
51 Devorará las crías de tu ganado y las cosechas de tu tierra, hasta aniquilarte. No te dejará trigo, ni mosto ni aceite, ni terneras en las manadas, ni corderos en los rebaños. ¡Te dejará completamente arruinado!
Números 18:12
12 »De las primicias que ellos traigan al Señor te daré también lo mejor del aceite, del vino nuevo y de los cereales.
Deuteronomio 7:13
13 Te amará, te multiplicará y bendecirá el fruto de tu vientre, y también el fruto de la tierra que juró a tus antepasados que les daría. Es decir, bendecirá el trigo, el vino y el aceite, y las crías de tus ganados y los corderos de tus rebaños.
Deuteronomio 11:14
14 entonces él enviará la lluvia oportuna sobre su tierra, en otoño y en primavera, para que obtengan el trigo, el vino y el aceite.
Deuteronomio 12:17
17 »No podrás comer en tus ciudades el diezmo de tu trigo, de tu vino o de tu aceite, ni los primogénitos de tus ganados y de tus rebaños, ni lo que hayas prometido dar, ni tus ofrendas voluntarias ni tus contribuciones.
Deuteronomio 14:23
23 En la presencia del Señor tu Dios comerás la décima parte de tu trigo, tu vino y tu aceite, y de los primogénitos de tus manadas y rebaños; lo harás en el lugar donde él decida habitar. Así aprenderás a temer siempre al Señor tu Dios.
Deuteronomio 18:4
4 También les darás las primicias de tu trigo, de tu vino y de tu aceite, así como la primera lana que esquiles de tus ovejas.
2 Crónicas 31:5
5 Tan pronto como se dio la orden, los israelitas entregaron en abundancia las primicias del trigo, del vino, del aceite, de la miel y de todos los productos del campo. También dieron en abundancia el diezmo de todo.
2 Crónicas 32:28
28 Tenía depósitos para almacenar trigo, vino y aceite, establos para toda clase de ganado, y rediles para los rebaños.
Nehemías 10:31
31 También prometimos que, si la gente del país venía en sábado, o en cualquier otro día de fiesta, a vender sus mercancías o alguna otra clase de víveres, nosotros no les compraríamos nada. Prometimos así mismo que en el séptimo año no cultivaríamos la tierra, y que perdonaríamos toda deuda.
Nehemías 10:39
39 Los israelitas y los levitas llevarán las ofrendas de trigo, de vino y de aceite a los almacenes donde se guardan los utensilios sagrados y donde permanecen los sacerdotes, los porteros y los cantores, cuando están de servicio. De este modo nos comprometimos a no descuidar el templo de nuestro Dios.
Nehemías 13:5
5 y le había acondicionado una habitación grande. Allí se almacenaban las ofrendas, el incienso, los utensilios, los diezmos del trigo, vino y aceite correspondientes a los levitas, cantores y porteros, y las contribuciones para los sacerdotes.
Nehemías 13:12
12 Todo Judá trajo a los almacenes la décima parte del trigo, del vino y del aceite.
Jeremías 31:12
12 Vendrán y cantarán jubilosos en las alturas de Sión; disfrutarán de las bondades del Señor : el trigo, el vino nuevo y el aceite, las crías de las ovejas y las vacas. Serán como un jardín bien regado, y no volverán a desmayar.
Oseas 2:10
10 Voy a exhibir su desvergüenza a la vista de sus amantes, y nadie la librará de mi mano.
Oseas 2:23
23 Yo la sembraré para mí en la tierra; me compadeceré de la “Indigna de compasión”, a “Pueblo ajeno” lo llamaré: “Pueblo mío”; y él me dirá: “Mi Dios”».
Hageo 1:11
11 Yo hice venir una sequía sobre los campos y las montañas, sobre el trigo y el vino nuevo, sobre el aceite fresco y el fruto de la tierra, sobre los animales y los hombres, y sobre toda la obra de sus manos».
Éxodo 3:8
8 Así que he descendido para librarlos del poder de los egipcios y sacarlos de ese país, para llevarlos a una tierra buena y espaciosa, tierra donde abundan la leche y la miel. Me refiero al país de los cananeos, hititas, amorreos, ferezeos, heveos y jebuseos.
Éxodo 3:17
17 Por eso me propongo sacarlos de su opresión en Egipto y llevarlos al país de los cananeos, hititas, amorreos, ferezeos, heveos y jebuseos. ¡Es una tierra donde abundan la leche y la miel!’ ”
Éxodo 13:5
5 y en este mismo mes deberán celebrar esta ceremonia, cuando ya el Señor los haya hecho entrar en la tierra que prometió dar a los antepasados de ustedes. Se trata de la tierra de los cananeos, hititas, amorreos, heveos y jebuseos: ¡tierra donde abundan la leche y la miel!
Éxodo 33:13
13 Pues si realmente es así, dime qué quieres que haga. Así sabré que en verdad cuento con tu favor. Ten presente que los israelitas son tu pueblo.
Levítico 20:24
24 Pero a ustedes les digo: “Poseerán la tierra que perteneció a esas naciones, tierra donde abundan la leche y la miel. Yo mismo se la daré a ustedes como herencia”. »Yo soy el Señor su Dios, que los he distinguido entre las demás naciones.
Números 13:27
27 Este fue el informe: —Fuimos al país al que nos enviaste, ¡y por cierto que allí abundan la leche y la miel! Aquí pueden ver sus frutos.
Deuteronomio 8:7-9
7 Porque el Señor tu Dios te conduce a una tierra buena: tierra de arroyos y de fuentes de agua, con manantiales que fluyen en los valles y en las colinas; 8 tierra de trigo y de cebada; de viñas, higueras y granados; de miel y de olivares; 9 tierra donde no escaseará el pan y donde nada te faltará; tierra donde las rocas son de hierro y de cuyas colinas sacarás cobre.
Josué 5:6
6 El Señor les había prometido a sus antepasados que les daría una tierra donde abundan la leche y la miel. Pero los israelitas que salieron de Egipto no obedecieron al Señor , y por ello él juró que no verían esa tierra. En consecuencia, deambularon por el desierto durante cuarenta años, hasta que murieron todos los varones en edad militar.
Jeremías 32:22
22 Le diste a Israel esta tierra, donde abundan la leche y la miel, tal como se lo habías jurado a sus antepasados.
Ezequiel 20:6
6 En aquel día, con la mano en alto les juré que los sacaría de Egipto y los llevaría a una tierra que yo mismo había explorado. Es una tierra donde abundan la leche y la miel, ¡la más hermosa de todas!
Salmos 104:10-13
10 Tú haces que los manantiales viertan sus aguas en las cañadas, y que fluyan entre las montañas. 11 De ellas beben todas las bestias del campo; allí los asnos monteses calman su sed. 12 Las aves del cielo anidan junto a las aguas y cantan entre el follaje. 13 Desde tus altos aposentos riegas las montañas; la tierra se sacia con el fruto de tu trabajo.
Salmos 104:21
21 Los leones rugen, reclamando su presa, exigiendo que Dios les dé su alimento.
Salmos 145:15-16
15 Ayin Los ojos de todos se posan en ti, y a su tiempo les das su alimento. 16 Pe Abres la mano y sacias con tus favores a todo ser viviente.
Salmos 147:9
9 Él alimenta a los ganados y a las crías de los cuervos cuando graznan.
NT
Romanos 8:18-25
La gloria futura 18 De hecho, considero que en nada se comparan los sufrimientos actuales con la gloria que habrá de revelarse en nosotros. 19 La creación aguarda con ansiedad la revelación de los hijos de Dios, 20 porque fue sometida a la frustración. Esto no sucedió por su propia voluntad, sino por la del que así lo dispuso. Pero queda la firme esperanza 21 de que la creación misma ha de ser liberada de la corrupción que la esclaviza, para así alcanzar la gloriosa libertad de los hijos de Dios. 22 Sabemos que toda la creación todavía gime a una, como si tuviera dolores de parto. 23 Y no solo ella, sino también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente, mientras aguardamos nuestra adopción como hijos, es decir, la redención de nuestro cuerpo. 24 Porque en esa esperanza fuimos salvados. Pero la esperanza que se ve ya no es esperanza. ¿Quién espera lo que ya tiene? 25 Pero, si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia.
Jeremías 12:4
4 ¿Hasta cuándo estará seca la tierra, y marchita la hierba de todos los campos? Los animales y las aves se mueren por la maldad de los que habitan el país, quienes se atreven a decir: «Dios no verá nuestro fin».
Salmos 45:7
7 Tú amas la justicia y odias la maldad; por eso Dios te escogió a ti y no a tus compañeros, ¡tu Dios te ungió con perfume de alegría!
Salmos 45:13-15
13 La princesa es todo esplendor, luciendo en su alcoba brocados de oro. 14 Vestida de finos bordados es conducida ante el rey, seguida por sus damas de compañía. 15 Con alegría y regocijo son conducidas al interior del palacio real.
Salmos 65:11-13
11 Tú coronas el año con tus bondades, y tus carretas se desbordan de abundancia. 12 Rebosan los prados del desierto; las colinas se visten de alegría. 13 Pobladas de rebaños las praderas, y cubiertos los valles de trigales, cantan y lanzan voces de alegría.
Éxodo 29:38-46
38 »Todos los días ofrecerás sobre el altar dos corderos de un año. 39 Al despuntar el día, ofrecerás uno de ellos, y al caer la tarde, el otro. 40 Con el primer cordero ofrecerás, como ofrenda de libación, dos kilos de harina fina mezclada con un litro de aceite de oliva, y un litro de vino. 41 El otro cordero lo sacrificarás al caer la tarde, como ofrenda presentada por fuego de aroma grato al Señor , junto con una ofrenda de libación como la presentada en la mañana. 42 »Las generaciones futuras deberán ofrecer siempre este holocausto al Señor . Lo harán a la entrada de la Tienda de reunión, donde yo me reuniré contigo y te hablaré, 43 y donde también me reuniré con los israelitas. Mi gloriosa presencia santificará ese lugar. 44 »Consagraré la Tienda de reunión y el altar, y consagraré también a Aarón y a sus hijos para que me sirvan como sacerdotes. 45 Habitaré entre los israelitas, y seré su Dios. 46 Así sabrán que yo soy el Señor su Dios, que los sacó de Egipto para habitar entre ellos. Yo soy el Señor su Dios.
Éxodo 28:1-2
Las vestiduras sacerdotales 28 1 »Haz que comparezcan ante ti tu hermano Aarón y sus hijos Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar. De entre todos los israelitas, ellos me servirán como sacerdotes. 2 Hazle a tu hermano Aarón vestiduras sagradas que le confieran honra y dignidad.
Oseas 4:9-14
9 ¡De tal pueblo, tal sacerdote! ¡Por eso les pediré cuentas de su conducta y les daré la paga de sus acciones! 10 »Comerán, pero no quedarán satisfechos; se prostituirán, pero no se saciarán; porque han abandonado al Señor para entregarse 11 a la prostitución y al vino, ¡al mosto que hace perder la razón! 12 Mi pueblo consulta a su ídolo de madera, y ese pedazo de palo le responde; su tendencia a prostituirse los descarría; se prostituyen en abierto desafío a su Dios. 13 En la cumbre de montes y colinas queman ofrendas y ofrecen sacrificios, bajo la agradable sombra de robles, álamos y encinas. Por eso se prostituyen sus hijas y cometen adulterio sus nueras. 14 Pero no las castigaré por sus prostituciones y adulterios, porque sus propios maridos se juntan con prostitutas y celebran banquetes paganos con las sacerdotisas del templo. ¡Es así como acaba por hundirse un pueblo falto de entendimiento!
Oseas 9:1-2
El castigo a Israel 9 1 No te alegres, Israel; no hagas fiesta como las naciones, porque te has prostituido. ¡Le has sido infiel a tu Dios! Prefieres la paga de prostituta que recibes en todos los trigales. 2 Ni el trigo ni las uvas podrán alimentarlos; el vino nuevo no tendrá el gusto que esperaban.
Oseas 7:14
14 No me invocan de corazón, sino que se lamentan echados en sus camas. Para obtener grano y vino nuevo se laceran y se ponen en mi contra.
Lucas 18:2-8
2 Les dijo: «Había en cierto pueblo un juez que no tenía temor de Dios ni consideración de nadie. 3 En el mismo pueblo había una viuda que insistía en pedirle: “Hágame usted justicia contra mi adversario”. 4 Durante algún tiempo él se negó, pero por fin concluyó: “Aunque no temo a Dios ni tengo consideración de nadie, 5 como esta viuda no deja de molestarme, voy a tener que hacerle justicia, no sea que con sus visitas me haga la vida imposible”». 6 Continuó el Señor: «Tengan en cuenta lo que dijo el juez injusto. 7 ¿Acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? 8 Les digo que sí les hará justicia, y sin demora. No obstante, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?»
Zacarías 7:5
5 «Dile a todo el pueblo de la tierra, y también a los sacerdotes: “Cuando ustedes ayunaban y se lamentaban en los meses quinto y séptimo de los últimos setenta años, ¿realmente ayunaban por mí?
Amós 5:18-20
18 ¡Ay de los que suspiran por el día del Señor ! ¿De qué les servirá ese día si va a ser de oscuridad y no de luz? 19 Será como cuando alguien huye de un león y se le viene encima un oso, o como cuando al llegar a su casa, apoya la mano en la pared y lo muerde una serpiente. 20 ¿No será el día del Señor de oscuridad y no de luz? ¡Será por cierto sombrío y sin resplandor!
Malaquías 4:1
El día del Señor 4 1 »Miren, ya viene el día, ardiente como un horno. Todos los soberbios y todos los malvados serán como paja, y aquel día les prenderá fuego hasta dejarlos sin raíz ni rama —dice el Señor Todopoderoso—.
Isaías 2:10-19
10 ¡Métete en la roca, y escóndete en el polvo ante el terror del Señor y el esplendor de su majestad! 11 Los ojos del altivo serán humillados y la arrogancia humana será doblegada. ¡En aquel día solo el Señor será exaltado! 12 Un día vendrá el Señor Todopoderoso contra todos los orgullosos y arrogantes, contra todos los altaneros, para humillarlos; 13 contra todos los cedros del Líbano, arrogantes y erguidos, contra todas las encinas de Basán, 14 contra todas las montañas altivas, contra todas las colinas erguidas, 15 contra todas las torres altas, contra todo muro fortificado, 16 contra todas las naves de Tarsis, contra todos los barcos lujosos. 17 La altivez del hombre será abatida, y la arrogancia humana será humillada. En aquel día solo el Señor será exaltado, 18 y los ídolos desaparecerán por completo. 19 Los hombres se meterán en las cuevas de las rocas, y en las grietas del suelo, ante el terror del Señor y el esplendor de su majestad, cuando él se levante para hacer temblar la tierra.
Isaías 13:6-16
6 ¡Giman, que el día del Señor está cerca! Llega de parte del Todopoderoso como una devastación. 7 Por eso todas las manos desfallecen, todo el mundo pierde el ánimo. 8 Quedan todos aterrados; dolores y angustias los atrapan: ¡se retuercen de dolor, como si estuvieran de parto! Espantados, se miran unos a otros; ¡tienen el rostro encendido! 9 ¡Miren! ¡Ya viene el día del Señor —día cruel, de furor y ardiente ira—; convertirá en desolación la tierra y exterminará de ella a los pecadores! 10 Las estrellas y las constelaciones del cielo dejarán de irradiar su luz; se oscurecerá el sol al salir y no brillará más la luna. 11 Castigaré por su maldad al mundo, y por su iniquidad a los malvados. Pondré fin a la soberbia de los arrogantes y humillaré el orgullo de los violentos. 12 Voy a hacer que haya menos gente que oro fino, menos mortales que oro de Ofir. 13 Por eso haré que tiemble el cielo y que la tierra se mueva de su sitio, por el furor del Señor Todopoderoso en el día de su ardiente ira. 14 Como gacela acosada, como rebaño sin pastor, cada uno se volverá a su propio pueblo, cada cual huirá a su propia tierra. 15 Al que atrapen lo traspasarán; el que caiga preso morirá a filo de espada. 16 Ante sus propios ojos estrellarán a sus pequeños, saquearán sus casas y violarán a sus mujeres.
Ezequiel 13:5-13
5 No han ocupado su lugar en las brechas, ni han reparado los muros del pueblo de Israel, para que en el día del Señor se mantenga firme en la batalla. 6 Sus visiones son falsas, y mentirosas sus adivinaciones. Dicen: ‘Lo afirma el Señor ’, pero el Señor no los ha enviado; sin embargo, ellos esperan que se cumpla lo que profetizan. 7 ¿Acaso no son falsas sus visiones, y mentirosas sus adivinaciones, cuando dicen: ‘Lo afirma el Señor ’, sin que yo haya hablado? 8 »”Por tanto, así dice el Señor omnipotente: A causa de sus palabras falsas y visiones mentirosas, aquí estoy contra ustedes. Lo afirma el Señor omnipotente. 9 Levantaré mi mano contra los profetas; contra aquellos que tienen visiones falsas y ofrecen adivinaciones mentirosas. No participarán en la asamblea de mi pueblo, ni aparecerán sus nombres en los registros de los israelitas, ni entrarán en el país de Israel. Así sabrán ustedes que yo soy el Señor omnipotente. 10 »”Así es, en efecto. Estos profetas han engañado a mi pueblo diciendo: ‘¡Todo anda bien!’, pero las cosas no andan bien; construyen paredes endebles de hermosa fachada. 11 Pues diles a esos constructores que sus fachadas se vendrán abajo con una lluvia torrencial, abundante granizo y viento huracanado. 12 Y, cuando la pared se haya caído, les preguntarán: ‘¿Qué pasó con la hermosa fachada?’ 13 »”Por tanto, así dice el Señor omnipotente: En mi furia desataré un viento huracanado; en mi ira, una lluvia torrencial; en mi furia, granizo destructor.
Amós 4:9
9 »Castigué sus campos con plagas y sequía; la langosta devoró sus huertos y viñedos, sus higueras y olivares. Con todo, ustedes no se volvieron a mí —afirma el Señor —.
Amós 7:1-3
Tres visiones 7 1 El Señor omnipotente me mostró esta visión: Empezaba a crecer la hierba después de la siega que corresponde al rey, y vi al Señor preparando enjambres de langostas. 2 Cuando las langostas acababan con la hierba de la tierra, exclamé: —¡ Señor mi Dios, te ruego que perdones a Jacob! ¿Cómo va a sobrevivir, si es tan pequeño? 3 Entonces el Señor se compadeció y dijo: —Esto no va a suceder.
Amós 4:13
13 He aquí el que forma las montañas, el que crea el viento, el que revela al hombre sus designios, el que convierte la aurora en tinieblas, el que marcha sobre las alturas de la tierra: su nombre es el Señor Dios Todopoderoso.
Génesis 2:7
7 Y Dios el Señor formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente.
Isaías 45:6-7
6 para que sepan de oriente a occidente que no hay ningún otro fuera de mí. Yo soy el Señor , y no hay ningún otro. 7 Yo formo la luz y creo las tinieblas, traigo bienestar y creo calamidad; Yo, el Señor , hago todas estas cosas.
Isaías 45:9
9 ¡Ay del que contiende con su Hacedor! ¡Ay del que no es más que un tiesto entre los tiestos de la tierra! ¿Acaso el barro le reclama al alfarero: «¡Fíjate en lo que haces! ¡Tu vasija no tiene agarraderas!»?
Jonás 3:7-8
ntv
7 Entonces el rey y sus nobles enviaron el siguiente decreto por toda la ciudad: « Nadie puede comer ni beber nada , ni siquiera los animales de las manadas o de los rebaños. 8 Tanto el pueblo como los animales tienen que vestirse de luto y toda persona debe orar intensamente a Dios , apartarse de sus malos caminos y abandonar toda su violencia.
Joel 2:25
rvr1960
25 Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros.
lookup
Pasaje de hoy
Joel 1:1-20
Joel 1 1 El Señor le dio el siguiente mensaje a Joel , hijo de Petuel . Lamento por la plaga de langostas 2 Oigan esto, líderes del pueblo . Escuchen , todos los habitantes de la tierra . En toda su historia, ¿había sucedido antes algo semejante? 3 Cuéntenlo a sus hijos en los años venideros y que sus hijos lo relaten a sus hijos . Transmitan esta historia de generación en generación . 4 Después de que la oruga devoró las cosechas, ¡ el pulgón acabó con lo que quedaba! Luego vino el saltamontes y llegó también la langosta . 5 ¡ Despiértense , borrachos , y lloren ! ¡ Giman , bebedores de vino ! Todas las uvas están arruinadas y se acabó el vino dulce. 6 Un inmenso ejército de langostas ha invadido mi tierra, un ejército terrible, imposible de contar. Sus dientes son como los del león y sus colmillos se parecen a los de la leona . 7 Destruyó mis vides y arruinó mis higueras; les arrancó la corteza y la destruyó, dejando sus ramas blancas y desnudas. 8 Lloren como una recién casada vestida de luto , quien llora la muerte de su esposo . 9 Pues no hay grano ni vino para ofrecer en el templo del Señor . Por eso los sacerdotes están de luto; los ministros del Señor están llorando. 10 Los campos están arruinados, la tierra quedó desnuda. El grano está destruido, las uvas se secaron y se acabó el aceite de oliva. 11 ¡ Laméntense , ustedes, agricultores ! ¡ Giman , ustedes que cultivan vides ! Lloren porque el trigo y la cebada —todos los cultivos del campo— están arruinados. 12 Se secaron las vides y se marchitaron las higueras. Los granados, las palmeras y los manzanos —todos los árboles frutales— se secaron. Y la alegría de la gente se marchitó con ellos. 13 Ustedes sacerdotes , ¡ vístanse de tela áspera y lloren ! ¡ Giman , ustedes, los que sirven ante el altar ! Vengan , pasen la noche vestidos de tela áspera, ustedes, ministros de mi Dios . Pues no hay grano ni vino para ofrecer en el templo de su Dios . 14 Proclamen un tiempo de ayuno ; convoquen al pueblo a una reunión solemne . Reúnan a los líderes y a toda la gente del país en el templo del Señor su Dios y allí clamen a él. 15 El día del Señor está cerca, el día cuando la destrucción viene de parte del Todopoderoso . ¡Qué terrible será aquel día ! 16 La comida desaparece delante de nuestros ojos. Ya no hay celebraciones de júbilo en la casa de nuestro Dios . 17 Las semillas mueren en la tierra reseca y las cosechas de grano se pierden. Los establos están vacíos y los graneros abandonados. 18 ¡Cómo braman de hambre los animales ! Las manadas de ganado vagan desorientadas porque no encuentran pasto. Los rebaños de ovejas y cabras gimen en su sufrimiento . 19 ¡ Señor , ayúdanos ! El fuego ha devorado los pastos del desierto y las llamas han consumido todos los árboles. 20 Hasta los animales salvajes claman a ti porque los arroyos se secaron y el fuego ha devorado los pastos del desierto.
División en frases
Joel 1:1-20
Esta es la palabra del Señor, que vino a Joel hijo de Petuel.
El Señor le dio el siguiente mensaje a Joel, hijo de Petuel.
¡Oigan esto, ancianos del pueblo! ¡Presten atención, habitantes todos del país! ¿Alguna vez sucedió cosa semejante en sus tiempos o en los de sus antepasados?
Oigan esto, líderes del pueblo. Escuchen, todos los habitantes de la tierra. En toda su historia, ¿había sucedido antes algo semejante?
Cuéntenselo a sus hijos, y que ellos se lo cuenten a los suyos, y estos a la siguiente generación.
Cuéntenlo a sus hijos en los años venideros y que sus hijos lo relaten a sus hijos. Transmitan esta historia de generación en generación.
Lo que dejaron las langostas grandes lo devoraron las langostas pequeñas; lo que dejaron las langostas pequeñas se lo comieron las larvas; y lo que dejaron las larvas se lo comieron las orugas.
Después de que la oruga devoró las cosechas, ¡el pulgón acabó con lo que quedaba! Luego vino el saltamontes y llegó también la langosta.
¡Despierten, borrachos, y lloren! Giman, todos los entregados al vino, porque el vino dulce les fue arrebatado de los labios.
¡Despiértense, borrachos, y lloren! ¡Giman, bebedores de vino! Todas las uvas están arruinadas y se acabó el vino dulce.
Una nación poderosa e innumerable ha invadido mi país: tiene dientes de león, colmillos de leona.
Un inmenso ejército de langostas ha invadido mi tierra, un ejército terrible, imposible de contar. Sus dientes son como los del león y sus colmillos se parecen a los de la leona.
Asoló mis vides, desgajó mis higueras. Las peló hasta dejar blancas sus ramas; ¡las derribó por completo!
Destruyó mis vides y arruinó mis higueras; les arrancó la corteza y la destruyó, dejando sus ramas blancas y desnudas.
Mi pueblo gime como virgen vestida de luto por la muerte de su prometido.
Lloren como una recién casada vestida de luto, quien llora la muerte de su esposo.
Las ofrendas de cereales y las libaciones no se ofrecen ya en la casa del Señor. Hacen duelo los sacerdotes, los ministros del Señor.
Pues no hay grano ni vino para ofrecer en el templo del Señor. Por eso los sacerdotes están de luto; los ministros del Señor están llorando.
Los campos yacen devastados, reseca está la tierra; han sido arrasados los cereales, se ha secado el vino nuevo y agotado el aceite.
Los campos están arruinados, la tierra quedó desnuda. El grano está destruido, las uvas se secaron y se acabó el aceite de oliva.
Séquense también ustedes, labradores; giman, viñadores, por el trigo y la cebada, porque se ha perdido la cosecha de los campos.
¡Laméntense, ustedes, agricultores! ¡Giman, ustedes que cultivan vides! Lloren porque el trigo y la cebada — todos los cultivos del campo— están arruinados.
La vid se marchitó; languideció la higuera; se marchitaron los granados, las palmeras, los manzanos, ¡todos los árboles del campo! ¡Y hasta la alegría de la gente acabó por marchitarse!
Se secaron las vides y se marchitaron las higueras. Los granados, las palmeras y los manzanos — todos los árboles frutales— se secaron. Y la alegría de la gente se marchitó con ellos.
Vístanse de duelo y giman, sacerdotes; laméntense, ministros del altar. Vengan, ministros de mi Dios, y pasen la noche vestidos de luto, porque las ofrendas de cereales y las libaciones han sido suspendidas en la casa de su Dios.
Ustedes sacerdotes, ¡vístanse de tela áspera y lloren! ¡Giman, ustedes, los que sirven ante el altar! Vengan, pasen la noche vestidos de tela áspera, ustedes, ministros de mi Dios. Pues no hay grano ni vino para ofrecer en el templo de su Dios.
Entréguense al ayuno, convoquen a una asamblea solemne. Reúnan a los ancianos del pueblo en la casa del Señor su Dios; reúnan a todos los habitantes del país, y clamen al Señor.
Proclamen un tiempo de ayuno; convoquen al pueblo a una reunión solemne. Reúnan a los líderes y a toda la gente del país en el templo del Señor su Dios y allí clamen a él.
¡Ay de aquel día, el día del Señor, que ya se aproxima! Vendrá como devastación de parte del Todopoderoso.
El día del Señor está cerca, el día cuando la destrucción viene de parte del Todopoderoso. ¡Qué terrible será aquel día!
¿No se nos arrebató el alimento ante nuestros propios ojos, y la alegría y el regocijo de la casa de nuestro Dios?
La comida desaparece delante de nuestros ojos. Ya no hay celebraciones de júbilo en la casa de nuestro Dios.
La semilla se pudrió a pesar de haber sido cultivada. Los silos están en ruinas y los graneros derribados porque la cosecha se perdió.
Las semillas mueren en la tierra reseca y las cosechas de grano se pierden. Los establos están vacíos y los graneros abandonados.
¡Cómo brama el ganado! Vagan sin rumbo las vacas porque no tienen donde pastar, y sufren también las ovejas.
¡Cómo braman de hambre los animales! Las manadas de ganado vagan desorientadas porque no encuentran pasto. Los rebaños de ovejas y cabras gimen en su sufrimiento.
A ti clamo, Señor, porque el fuego ha devorado los pastizales de la estepa; las llamas han consumido todos los árboles silvestres.
¡Señor, ayúdanos! El fuego ha devorado los pastos del desierto y las llamas han consumido todos los árboles.
Aun los animales del campo te buscan con ansias, porque se han secado los arroyos y el fuego ha devorado los pastizales de la estepa.
Hasta los animales salvajes claman a ti porque los arroyos se secaron y el fuego ha devorado los pastos del desierto.
phrasing
Comments
Disclaimer: The opinions and conclusions expressed on this page are those of the author and may or may not accord with the positions of Biblearc or Bethlehem College & Seminary.