Author
isaiasg
isaiasg
User since 2017
isaiasg's published pages
Ayudar con mi sabiduría y mis palabras
Proverbios 30:1-9
El Señor da la vista a pobre y opresores.
Proverbios 29:1-27
Él llama, yo invoco
Joel 2:28-32
Dios está interesado
Joel 2:1-17
De Dios brota el verdor para tus ganados
Proverbios 27:23-27
¿Quién se cree muy sabio?
Proverbios 26:1-12
Él restaurará
Joel 3:16-21
La sabiduría es más que la fuerza
Proverbios 24:1-22
Sé lo suficientemente sabio
Proverbios 23:1-18
Lo derramaré sobre todo género humano
Joel 2:28-32
El Señor hará grandes cosas
Joel 2:18-27
Ya viene el día del Señor
Joel 2:1-17
Dios es superior. Dios es lo máximo
Joel 3:1-16
Deleite en sus caminos
Proverbios 23:19-35
Bajarse de la nube, y todos clamar a Dios
Joel 1
¿Cuánta importancia tiene? R/mucha
Proverbios 22:17-29
"Así sí" y "así no" se hacen las riquezas
Proverbios 22:1-16
Dios quiere ser el árbol «siempre verde» del que provenga todo tu fruto.
Oseas 14:1-9
Dios es supremo
Proverbios 21:18-31
Reconocer a Dios. Él es el que salva.
Oseas 13:1-16
La guía de Dios para la vida próspera
Proverbios 21:1-17
Responder a todo el amor de Dios, con una vida de amor, justicia y confianza
Oseas 12
Lo valioso
Proverbios 20:1-30
Honrarlo de verdad
Oseas 11:1-12
El propósito del Señor prevalecerá
Proverbios 19:15-29
No hagamos pactos que no tenemos intención de cumplir
Oseas 10:1-15
Dios nos ve con dulzura
Oseas 9:1-17
Adquirir sabiduría como amor propio
Proverbios 19:1-14
No acudir a cosas que "no son Dios"
Oseas 8:1-14
Manual de sabiduría para hacer amigos
Proverbios 18:1-24
Buscarle de corazón
Oseas 7:1-16
Para que todo salga bien
Proverbios 17:1-15
Llamado al arrepentimiento - amor y no sacrificios
Oseas 6:1-11
Hay esperanza
Oseas 5:1-15
¿Conocemos y damos a conocer a Dios?
Oseas 4
confiar en el Señor llenará de gozo
Proverbios 16:10-24
view all (37 total)
Exclusivos y especiales
Amós 2:4-3:2
Privilegios especiales = obligaciones especiales
#EscuelaDominicalPeniel
#BenditoAmós
Published 18/10/2020
Author
Share / Groups / About Author
Phrase
Notes
Look-up
Phrase
OT
Amós 2:4-3:2
ntv
Cargo 1: Desobediencia y negligencia
Menosprecio y rechazo
Esto es lo que dice el Señor: «¡Los habitantes de Judá han pecado una y otra vez y no permitiré que queden sin castigo! Rechazaron la instrucción del Señor y se negaron a obedecer sus decretos. Se han descarriado por las mismas mentiras que engañaron a sus antepasados.
Por lo tanto, haré caer fuego sobre Judá y todas las fortalezas de Jerusalén serán destruidas».
Cargo 2
Esto es lo que dice el Señor: «¡Los habitantes de Israel han pecado una y otra vez y no permitiré que queden sin castigo! Venden por dinero a la gente honrada y a los pobres por un par de sandalias.
Pisotean en el polvo a los indefensos y quitan a los oprimidos del camino. Tanto el padre como el hijo se acuestan con la misma mujer y así profanan mi santo nombre.
En sus festivales religiosos están a sus anchas usando la ropa que sus deudores dejaron en garantía. En la casa de sus dioses beben vino comprado con dinero de multas injustas.
»Pero ante los ojos de mi pueblo destruí a los amorreos, aunque eran tan altos como cedros y tan fuertes como robles. Destruí el fruto de sus ramas y arranqué sus raíces.
Fui yo quien los rescató a ustedes de Egipto y los guió por el desierto durante cuarenta años para que pudieran poseer la tierra de los amorreos.
Elegí a algunos de sus hijos para ser profetas y a otros para ser nazareos. ¿Acaso puedes negar esto, Israel, pueblo mío? — pregunta el Señor— .
Pero ustedes hicieron que los nazareos pecaran, forzándolos a beber vino, y les ordenaron a los profetas: “¡Cállense!”
Cargo 3
»Por lo tanto, haré que giman como una carreta cargada con gavillas de grano.
Sus corredores más veloces no podrán escapar. El más fuerte entre ustedes se volverá débil. Ni siquiera los guerreros más poderosos serán capaces de salvarse.
Los arqueros no podrán mantenerse firmes. Los más veloces no serán lo suficientemente rápidos para escapar. Ni siquiera los que montan a caballo podrán salvarse.
En aquel día, los hombres de guerra más valientes dejarán caer sus armas y correrán por sus vidas», dice el Señor.
Cargo 4
Escuchen este mensaje que el Señor ha hablado contra ustedes, oh pueblo de Israel, contra toda la familia que rescaté de Egipto:
«De entre todas las familias de la tierra, solo con ustedes he tenido una relación tan íntima. Por eso debo castigarlos por todos sus pecados».
phrasing
Notes
Cuatro cargos contra su pueblo: Cargo1 (2:4–5) rechazo a la verdad divina. - El pueblo ha menospreciado la verdad divina (desprecio) v4 y v12 a. Contraste1 lo divino y lo humano: Poseyendo la ley de Señor, prefirieron las tradiciones de los hombres. b. Contraste2 la ley y las mentiras: cuando damos el lugar supremo a cualquier otra cosa que no sea la Palabra de Dios, así como para basar nuestra vida en ella y por ella guiarnos, aquella cosa se convierte en mentira y en fuente de mentiras. - ley: La “ley” no significa “legislación” (con las ideas conexas de legalismo, observancia forzada, recompensas y castigos) sino “instrucción” (VP: “enseñanzas”); este concepto incluye la noción de un contacto personal entre el maestro y su discípulo. - estatuto “ordenanzas” (“estatutos”), proviene de un verbo que significa “grabar, esculpir”. Su significado en el contexto queda bien ilustrado por una referencia a las “tablas” de los mandamientos, escritas en piedra por el dedo de Dios. El “estatuto” simboliza la ley de Dios en su aspecto de la verdad inalterable, imperecedera. -- Y de estos dos aspectos se deriva el secreto de la vida obediente: es una vida en comunión con el Dios viviente; es una vida que tiene como su fundamento la roca de la verdad. -- c. Contraste3 el rechazo y el cultivo de la verdad: - No guardaron la Palabra de Dios (rechazo) - le hicieron errar sus mentiras (la voluntaria aceptación de la mentira como autoridad) - anduvieron (una vida extraviada) --- Amós resume muy sintéticamente la doctrina bíblica de la vida de santidad como aquella vida que ama y obedece a la verdad. Pero cuando ya no se ama a la verdad, ni se la guarda en la obediencia diaria, se la ha rechazado por completo; y de esto se acusa a Judá. El pueblo de Dios ha menospreciado la verdad divina. --- Cargo2 (2:6–12). la contradicción en su vida de la salvación que Dios había obrado para ellos, - Dios, cuando se acerca a su pueblo a fin de revelarse a sí mismo, no solamente da a conocer su verdad, no solamente indica una nueva forma de vida, sino también, como hemos de ver, trabaja para hacer posible esa vida. En esto consiste la salvación divina, realizada plenamente por Dios, contradicha plenamente por su pueblo. - los pecados del pueblo de Dios. Los ve desde tres ángulos: a. Sus pecados contra otras personas (cuando erróneamente nos aislamos del mundo, de sus necesidades, y cuando —quizás sin darnos cuenta— limitamos nuestra conciencia de pecado a aquellas ofensas que cometemos contra el primero y grande mandamiento y desechamos como cosa de poca monta los pecados en contra del segundo mandamiento. Al acusar a su pueblo de haber rechazado su ley (2:4–5), el Señor halla evidencia para apoyar los cargos en los delitos sociales del pueblo.) b. Sus pecados contra la revelación (Para ellos sus actividades sexuales tenían un significado religioso, y habrían descrito a las mujeres involucradas, no como prostitutas, sino como “santas”, mujeres que se dedicaban a Baal por el hecho de ofrecerse para este aspecto de su culto. Pero Amós no se dirigía a cananeos, sino a gente que había recibido una clara enunciación de la voluntad divina para su vida, y que habían permitido que las normas y prácticas distintivas de su santa religión sufrieran desgaste por influencia de los principios y prácticas de los cananeos. Si quieren, puedan hablar suavemente de haber visitado a las mujeres santas en el lugar de culto, pero Amós los llamará mujeriegos, y afirmará que toda la población de varones adultos está implicada, “padre e hijo”. El padre, infiel a sus votos de matrimonio, cometió el pecado de adulterio; el hijo desobedeció la ley de Dios en contra de la fornicación; los dos transgredieron la prohibición divina del uso de mujeres “santas” en el culto de Jehová. Pecaron contra la revelación.) (El placer sexual había reemplazado el nombre santo de Dios como el principio rector de la vida; hasta la revelación divina había tenido que inclinarse ante las demandas superiores de un insistente egocentrismo (véase 1 Ts. 4:3–8).) - la versión de Reina-Valera pone adecuadamente en evidencia las tendencias generales de la vida de aquella época. El pueblo sostenía tres principios y actuaba basándose en ellos: la importancia primordial de buscar las posesiones materiales (el pecado de la codicia) , el desprecio de los derechos ajenos (el pecado de la indiferencia y la opresión) y la promoción irrestricta de las ventajas propias (el pecado de egoísmo). El aspecto totalmente devastador de esta situación es que estos son precisamente los pecados que se habían descubierto y condenado en los paganos. Por estos pecados Damasco, Gaza, Tiro, Edom, Amón y Moab cayeron delante de la ira de Dios, y la acusación contra ellos, como ya hemos visto, fue que habían dejado de proceder como seres humanos. ¡Pero ahora estas mismas faltas aparecen como los pecados de la iglesia! Aquí hay lecciones en las cuales debemos meditar. Cuando la gracia de Dios procura abrazar al hombre, su propósito es hacerlo verdaderamente humano; dicho de otra manera, la obra salvadora de Dios tiene como fin hacernos como Jesús, el hombre perfecto. c. Sus pecados contra la gracia (2:6–8). Pero ¿qué sucedía con Israel en la época de Amós? La misericordia estaba siendo destruida por su propio abandono (2:8a), y la comunión había degenerado en parranda (2:8b). Aquí resp landece la ley fundamental: es imposible estar en buenas relaciones con Dios si estamos en malas relaciones con los hombres o, dicho de otra manera, si nuestras actitudes y acciones hacia los hombres no se moldean conforme a las actitudes y acciones de Dios para con nosotros, en realidad no podemos decir que le pertenecemos. Amós observó que los hombres de su época se acercaban al altar de Dios, el lugar de la misericordia, pero vestidos con ropas tomadas en prenda y retenido sin misericordia a los que las habían empeñado. La ley en Éxodo 22:26–27 establece claramente que se podía tomar una capa como garantía de un préstamo, pero solamente durante el día; se la debía devolver antes de la noche. Y se establece claramente el motivo: la capa se usaba de noche como frazada; el privar a su dueño de esta necesaria protección era un acto de extrema insensibilidad, la esencia de un apetito de dinero insaciable, y (véanlo bien), semejante acto constituía una ofensa al Dios compasivo. En otras palabras, cuando la compasión divina no halla eco en la compasión humana, en vano se visita el altar. Los que no se interesan en la misericordia, pudiendo ellos ejercerla, no pueden sinceramente preocuparse por la misericordia o pedírsela a Dios; Él no extenderá la misericordia a los que aborrecen la misericordia (Mt. 18:32–35). Además, no era la comunión con Dios lo que este pueblo buscaba o disfrutaba. El texto hebreo no dice “se acuestan” sino “(las apartan)”, refiriéndose a las “muchachas del templo”. Otro aspecto de sus festines fue el licor, cosa que Amós condena, no de por sí sino por haberse conseguido con dinero mal habido (VP traduce: “Poniendo multas injustas, compran vino y se van a beberlo en la casa de sus dioses”). Según las leyes bíblicas, las multas no se pagaban al Estado sino a la “parte perjudicada”. Podemos suponer (a la luz del v. 6) que las formas de la ley estaban abiertas a manipulación financiera y ofrecían ganancias dignas de ser celebradas. Pero el asunto básico es más importante que la forma contemporánea que asumía: si la comunión en el plano humano es contraria a la ley de Dios, si es impura y opresiva, entonces ha quedado destruida toda posibilidad de comunión en plano divino. No podemos estar bien con Dios si lo que Él es para nosotros no establece la pauta de lo que hemos de ser para otros. Es posible pecar contra la gracia, y es así como se hace. - Contrasta los actos pecaminosos de Israel (6-8) con la obra redentora de Dios (9-11) - La salvación plena: 1. El objeto de la obra salvadora no puede hacer nada por sí mismo: a. La salvación es en su totalidad obra de Dios y es un beneficio otorgado sin nada a cambio y b. ilumina el tema de que las relaciones humanas de los redimidos han de reflejar lo que su Dios ha hecho a su favor. 2. Él los había redimido por la sangre del cordero pascual y los había sacado de la servidumbre; los había nutrido y había suplido sus necesidades en una comunión de gracia divina ; les había dado la victoria sobre sus enemigos, haciéndolos partícipes de la herencia del pueblo de Dios; a través de todo el proceso los había instruido, y los seguía instruyendo con palabras y hechos. He aquí una salvación plena. Frente a ella, nosotros, como ellos, no tenemos excusa si dejamos de reflejar la naturaleza y el carácter de Dios. 3. A Israel no le apetecía, ni la manifestación de una vida santa, ni la declaración de la verdad divina. Es cierto que los pecados externos del pueblo de Dios corren paralelos a los pecados de los paganos pero, detrás de esta semejanza, hay una diferencia espantosa. A Israel, su propio pueblo, Dios le había hablado, e Israel había respondido “No”. El pecado más profundo del pueblo de Dios, el pecado que está en la raíz de todo pecado, el pecado que, por medio de su profeta el Señor puntualiza de una manera especial, es el de poseer la revelación de Dios y desconocerla. Esta es la “cuarta transgresión” del pueblo de Dios. Cargo3 (2:13–16). la severa reacción del Señor: el pueblo de Dios ha perdido su derecho de disfrutar el favor divino. - Estas destrucciones espantosas han de ser contadas entre los actos del Dios que guarda (y no que rompe) el pacto Nosotros somos tan proclives como la gente de cualquier época anterior (incluyendo los tiempos en que Amós hablaba a la nación-iglesia de Israel) a confiar en nuestras capacidades naturales y habilidades adquiridas , a echar la culpa de nuestras desgracias a circunstancias adversas y a las dificultades peculiares de la época en que vivimos, y a restar importancia a la oposición y el alejamiento de Dios . Coloquemos estos tres “ítems” en orden inverso y tenemos un resumen del contenido de 2:13–16; Dios ha tornado para afligir a su pueblo (13); se propone hacerlo por medio de un enemigo que será demasiado fuerte para ellos, y ante el cual ni la capacidad natural (14), ni la destreza adquirida (15), ni las cualidades extraordinarias (16), servirán para nada. - De ahí que estos cuatro versículos, en los cuales Amós afirma que el pueblo de Dios, por su incumplimiento, ha perdido el derecho a disfrutar el favor divino, tienen profunda significación para nosotro s. Hablan de nuestra primera obligación práctica y de nuestra preocupación básica y permanente: ¿Estamos en adecuadas relaciones con Dios? ¿Podemos afirmar con fundamento que él está de nuestra parte? Todo gira sobre la base de la respuesta a estas preguntas. Cargo4 (3:1–2) incomprensión del lugar que Dios, en su amor hacia ellos, les había concedido. - Amós le anuncia que ha entendido mal el amor de Dios - Sin ser obligado a ello, salvo por los dictados de su propio corazón (véase Dt. 7:7 y ss.), escogió, pero no como un hombre escoge una herramienta, o un patrón a un esclavo. La elección creó lazos familiares, una relación filial con Dios, y cuando esa relación se vio amenazada por la hostilidad terrenal (Ex. 1:22), el Señor permaneció leal a ella, entrando en Egipto por fidelidad al pacto (Ex. 2:24–25) y redimiendo (Ex. 6:6), como lo demostró el evento, por la sangre del cordero (Ex. 12:13). - El pecado entre el pueblo de Dios es cosa desesperadamente grave. Los paganos caen bajo la condenación por haber desoído la conciencia ; por tanto, el pueblo de Dios tiene que estar bajo triple condena, pues desoyen la conciencia, la revelación y el amor de Dios que hizo de ellos lo que son. Sin embargo, nada es más fácil que el caer en este error: si en tan grande su amor, ¿al fin de cuentas tiene importancia su santidad? Ya que escogió, ¿acaso no guardará a su pueblo, venga lo que venga? Así es como la voz de la complacencia sigue erosionando la realidad espiritual. - Privilegios especiales, obligaciones especiales; una gracia especial, una santidad especial ; una revelación especial, un escrutinio especial ; u n amor especial, una respuesta especial … la iglesia de Dios nunca puede eludir los peligros que corresponden a su singular situación.
notes
Look-up
Amós 2:4-3:2
Juicio de Dios contra Judá e Israel 4 Esto es lo que dice el Señor : «¡Los habitantes de Judá han pecado una y otra vez y no permitiré que queden sin castigo! Rechazaron la instrucción del Señor y se negaron a obedecer sus decretos. Se han descarriado por las mismas mentiras que engañaron a sus antepasados. 5 Por lo tanto, haré caer fuego sobre Judá y todas las fortalezas de Jerusalén serán destruidas». 6 Esto es lo que dice el Señor : «¡Los habitantes de Israel han pecado una y otra vez y no permitiré que queden sin castigo! Venden por dinero a la gente honrada y a los pobres por un par de sandalias. 7 Pisotean en el polvo a los indefensos y quitan a los oprimidos del camino. Tanto el padre como el hijo se acuestan con la misma mujer y así profanan mi santo nombre. 8 En sus festivales religiosos están a sus anchas usando la ropa que sus deudores dejaron en garantía. En la casa de sus dioses beben vino comprado con dinero de multas injustas. 9 »Pero ante los ojos de mi pueblo destruí a los amorreos, aunque eran tan altos como cedros y tan fuertes como robles. Destruí el fruto de sus ramas y arranqué sus raíces. 10 Fui yo quien los rescató a ustedes de Egipto y los guió por el desierto durante cuarenta años para que pudieran poseer la tierra de los amorreos. 11 Elegí a algunos de sus hijos para ser profetas y a otros para ser nazareos. ¿Acaso puedes negar esto, Israel, pueblo mío? —pregunta el Señor —. 12 Pero ustedes hicieron que los nazareos pecaran, forzándolos a beber vino, y les ordenaron a los profetas: “¡Cállense!” 13 »Por lo tanto, haré que giman como una carreta cargada con gavillas de grano. 14 Sus corredores más veloces no podrán escapar. El más fuerte entre ustedes se volverá débil. Ni siquiera los guerreros más poderosos serán capaces de salvarse. 15 Los arqueros no podrán mantenerse firmes. Los más veloces no serán lo suficientemente rápidos para escapar. Ni siquiera los que montan a caballo podrán salvarse. 16 En aquel día, los hombres de guerra más valientes dejarán caer sus armas y correrán por sus vidas», dice el Señor . 3 1 Escuchen este mensaje que el Señor ha hablado contra ustedes, oh pueblo de Israel, contra toda la familia que rescaté de Egipto: 2 «De entre todas las familias de la tierra, solo con ustedes he tenido una relación tan íntima. Por eso debo castigarlos por todos sus pecados».
Amós 2:4-16
nvi
4 Así dice el Señor : «Los delitos de Judá han llegado a su colmo; por tanto, no revocaré su castigo: Porque, dejándose descarriar por sus mentiras, tras las cuales anduvieron sus antepasados, rechazaron la ley del Señor y no obedecieron sus preceptos. 5 Por eso yo enviaré fuego contra Judá, que consumirá las fortalezas de Jerusalén». Juicio contra Israel 6 Así dice el Señor : «Los delitos de Israel han llegado a su colmo; por tanto, no revocaré su castigo: Venden al justo por monedas, y al necesitado, por un par de sandalias. 7 Pisotean la cabeza de los desvalidos como si fuera el polvo de la tierra, y pervierten el camino de los pobres. Padre e hijo se acuestan con la misma mujer, profanando así mi santo nombre. 8 Junto a cualquier altar se acuestan sobre ropa que tomaron en prenda, y el vino que han cobrado como multa lo beben en la casa de su Dios. 9 »Todo esto, a pesar de que por ellos yo destruí a los amorreos; destruí su fruto arriba y sus raíces abajo, aunque eran altos como el cedro y fuertes como la encina. 10 »Yo mismo los hice subir desde Egipto, y los conduje cuarenta años por el desierto, a fin de conquistar para ustedes la tierra de los amorreos. 11 También levanté profetas de entre sus hijos y nazareos de entre sus jóvenes. ¿Acaso no fue así, israelitas? —afirma el Señor —. 12 Pero ustedes les hicieron beber vino a los nazareos y les ordenaron a los profetas que no profetizaran. 13 »Pues bien, estoy por aplastarlos a ustedes como aplasta una carreta cargada de trigo. 14 Entonces no habrá escapatoria para el ágil, ni el fuerte podrá valerse de su fuerza, ni el valiente librará su vida. 15 El arquero no resistirá, ni escapará con vida el ágil de piernas, ni se salvará el que monta a caballo. 16 En aquel día huirá desnudo aun el más valiente de los guerreros», afirma el Señor .
Éxodo 22:26-27
rvr1960
26 Si tomares en prenda el vestido de tu prójimo, a la puesta del sol se lo devolverás. 27 Porque solo eso es su cubierta, es su vestido para cubrir su cuerpo. ¿En qué dormirá? Y cuando él clamare a mí, yo le oiré, porque soy misericordioso.
Deuteronomio 7:7-26
tla
7 Pero si Dios los prefirió, no fue por ser ustedes un pueblo muy importante. Al contrario, eran el pueblo más insignificante de todos. 8 Si Dios los liberó de la esclavitud en Egipto, fue porque los ama. Con su gran poder derrotó al rey de Egipto, y así cumplió su promesa a nuestros antepasados. 9 »Por eso ustedes deben reconocer a nuestro Dios, que es el Dios verdadero. Nuestro Dios cumple su pacto con todos los descendientes de quienes lo aman y obedecen sus mandamientos, 10 pero no tarda en destruir a quienes lo desprecian. 11 Por lo tanto, cumplan todos sus mandamientos. La obediencia trae felicidad 12 »Si ustedes cumplen siempre todas estas enseñanzas, Dios también cumplirá las buenas promesas del pacto que hizo con nuestros antepasados. 13 Si son obedientes, Dios los bendecirá, los amará, y los convertirá en un gran pueblo. A los hijos de ustedes los hará felices y les dará mucho trigo, mucho vino y mucho aceite. Además, hará que tengan muchos ganados en la tierra que les prometió a nuestros antepasados. 14 »Nunca habrá otro pueblo tan bendecido como el de ustedes. No habrá una sola familia que no tenga hijos, y todos sus ganados tendrán sus crías. 15 Dios no permitirá que ninguno de ustedes se enferme. Cualquiera que los odie recibirá el mismo castigo que recibió Egipto. En cambio, a ustedes no les pasará nada. 16 »Gracias al poder de Dios, ustedes conquistarán muchos pueblos. Pero recuerden que no deben tenerles compasión; al contrario, destrúyanlos antes de que se vean tentados a adorar a sus dioses. 17 »Tal vez piensen que esos pueblos son más grandes y poderosos que ustedes, y que no podrán vencerlos. 18 Pero no tengan miedo. No olviden que nuestro Dios castigó al rey de Egipto y a su pueblo. 19 Todos ustedes fueron testigos del gran poder que Dios mostró. Vieron los muchos milagros que hizo para sacarlos de Egipto, y lo mismo hará con los pueblos a quienes ustedes temen. 20 »A los que aún queden vivos de esos pueblos, Dios les enviará avispas que los atacarán hasta acabar con ellos. Nadie podrá esconderse ni escapar del castigo. 21 Así que no sean cobardes. Nuestro Dios nos acompaña, y ante su poder todos tiemblan de miedo. 22 »Conforme ustedes vayan avanzando, Dios irá desalojando del país a esos pueblos. Si ustedes acabaran de una sola vez con todos ellos, serían presa fácil de los muchos animales salvajes que viven en los alrededores. 23 (23-24) Pero nuestro Dios les dará la victoria sobre esos pueblos, y ustedes los irán destruyendo hasta que no quede uno solo. ¡Ninguno de ellos podrá con ustedes! Ustedes derrotarán a sus reyes, y nadie volverá a acordarse de ellos. 25 »Cuando ustedes hayan derrotado a esos pueblos, deberán quemar las imágenes de sus ídolos. Así no caerán en la tentación de quedarse con el oro y la plata que los recubre. Eso es algo que a Dios no le gusta. 26 Por lo tanto, también ustedes deberán considerar despreciables esos ídolos y no llevárselos a sus casas. Si lo hacen, también ustedes serán destruidos».
lookup
Comments
Disclaimer: The opinions and conclusions expressed on this page are those of the author and may or may not accord with the positions of Biblearc or Bethlehem College & Seminary.