Author
isaiasg
isaiasg
User since 2017
isaiasg's published pages
Entender lo que realmente importa
Filipenses 1:3-11
Desafío al emperador y a lo normal
Filipenses 1:1-2
La mujerona sabiduría, desde las calles hasta la casa.
Proverbios 31:10-31
Ayudar con mi sabiduría y mis palabras
Proverbios 30:1-9
El Señor da la vista a pobre y opresores.
Proverbios 29:1-27
Él llama, yo invoco
Joel 2:28-32
Dios está interesado
Joel 2:1-17
De Dios brota el verdor para tus ganados
Proverbios 27:23-27
Privilegios especiales = obligaciones especiales
Amós 2:4-3:2
¿Quién se cree muy sabio?
Proverbios 26:1-12
Él restaurará
Joel 3:16-21
La sabiduría es más que la fuerza
Proverbios 24:1-22
Sé lo suficientemente sabio
Proverbios 23:1-18
Lo derramaré sobre todo género humano
Joel 2:28-32
El Señor hará grandes cosas
Joel 2:18-27
Dios es superior. Dios es lo máximo
Joel 3:1-16
Deleite en sus caminos
Proverbios 23:19-35
Bajarse de la nube, y todos clamar a Dios
Joel 1
¿Cuánta importancia tiene? R/mucha
Proverbios 22:17-29
"Así sí" y "así no" se hacen las riquezas
Proverbios 22:1-16
Dios quiere ser el árbol «siempre verde» del que provenga todo tu fruto.
Oseas 14:1-9
Dios es supremo
Proverbios 21:18-31
Reconocer a Dios. Él es el que salva.
Oseas 13:1-16
La guía de Dios para la vida próspera
Proverbios 21:1-17
Responder a todo el amor de Dios, con una vida de amor, justicia y confianza
Oseas 12
Lo valioso
Proverbios 20:1-30
Honrarlo de verdad
Oseas 11:1-12
El propósito del Señor prevalecerá
Proverbios 19:15-29
No hagamos pactos que no tenemos intención de cumplir
Oseas 10:1-15
Dios nos ve con dulzura
Oseas 9:1-17
Adquirir sabiduría como amor propio
Proverbios 19:1-14
No acudir a cosas que "no son Dios"
Oseas 8:1-14
Manual de sabiduría para hacer amigos
Proverbios 18:1-24
Buscarle de corazón
Oseas 7:1-16
Para que todo salga bien
Proverbios 17:1-15
Llamado al arrepentimiento - amor y no sacrificios
Oseas 6:1-11
Hay esperanza
Oseas 5:1-15
¿Conocemos y damos a conocer a Dios?
Oseas 4
confiar en el Señor llenará de gozo
Proverbios 16:10-24
view all (40 total)
Tal vez Dios reconsidere
Joel 2:1-17
Ya viene el día del Señor
#Dios
#EscuelaDominicalPeniel
Published 17/08/2020
Author
Share / Groups / About Author
Trasfondo
Look-up
Observación
Interpretación
Trasfondo
Toques de trompeta: Nm. 10:1-10; Ap. 9:1-11; Mt. 10:14-15, 11:20-24, 24:30-31; 1 Co. 15:51-52; 1 Ts. 4:16-17 Soportarlo: Jer. 10:10 Dios: Ex. 34:5-7 Volved: Lc.15:11-32; Os.14:3; Gen. 3:9; Ap. 22:17 No vuestros vestidos: Am. 5:21; Is. 1:11-16 Aún ahora: Hab. 3:2; ¿Quién sabe?: Jon. 3:9; 2 Sam. 12:22; Bendición: Dt. 28; Recién casado: Dt. 24:5; Ofrendas de cereal: Nm. 29:35-38; ¿Qué responsabilidades había dado Dios a los sacerdotes? Éxodo 28:29-30; Heb. 5:1-4; Lev. 10:8-11; ¿Qué había pasado «entre el templo (pórtico) y el altar»? La «creencia fácil»: “Dieu pardonne, c'est son metier” -Renan Quizás: Sof. 2:1,3; Gn. 18:22-33
notes
Look-up
OT
Joel 2:1-17
nvi
Un ejército de langostas 2 1 Toquen la trompeta en Sión; den la voz de alarma en mi santo monte . Tiemblen todos los habitantes del país, pues ya viene el día del Señor ; en realidad ya está cerca . 2 Día de tinieblas y oscuridad, día de nubes y densos nubarrones . Como la aurora que se extiende sobre los montes, así avanza un pueblo fuerte y numeroso, pueblo como nunca lo hubo en la antigüedad ni lo habrá en las generaciones futuras . 3 El fuego devora delante de ellos; detrás, las llamas lo queman todo. Antes de su llegada , el país se parece al jardín del Edén; después , queda un desolado desierto ; ¡ nada escapa su poder ! 4 Tienen aspecto de caballos; galopan como corceles. 5 Y al saltar sobre las cumbres de los montes , producen un estruendo como el de carros de guerra , como el crepitar del fuego al consumir la hojarasca. ¡ Son como un ejército poderoso en formación de batalla ! 6 Ante él se estremecen las naciones; todo rostro palidece . 7 Atacan como guerreros, escalan muros como soldados. Cada uno mantiene la marcha sin romper la formación. 8 No se atropellan entre sí; cada uno marcha en línea. Se lanzan entre las flechas sin romper filas. 9 Se abalanzan contra la ciudad, arremeten contra los muros, trepan por las casas, se meten por las ventanas como ladrones. 10 Ante este ejército tiembla la tierra y se estremece el cielo, el sol y la luna se oscurecen y las estrellas dejan de brillar . 11 Truena la voz del Señor al frente de su ejército; son innumerables sus tropas y poderosos los que ejecutan su palabra. El día del Señor es grande y terrible. ¿ Quién lo podrá resistir ? Exhortación al arrepentimiento 12 «Ahora bien —afirma el Señor —, vuélvanse a mí de todo corazón , con ayuno, llantos y lamentos ». 13 Rásguense el corazón y no las vestiduras . Vuélvanse al Señor su Dios, porque él es bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, cambia de parecer y no castiga . 14 Tal vez Dios reconsidere y cambie de parecer, y deje tras de sí una bendición . Las ofrendas de cereales y las libaciones son del Señor su Dios. 15 Toquen la trompeta en Sión, proclamen el ayuno, convoquen a una asamblea solemne . 16 Congreguen al pueblo, purifiquen la asamblea; junten a los ancianos del pueblo, reúnan a los pequeños y a los niños de pecho. Que salga de su alcoba el recién casado, y la recién casada de su cámara nupcial . 17 Lloren , sacerdotes, ministros del Señor , entre el pórtico y el altar; y digan : « Compadécete , Señor , de tu pueblo. No entregues tu propiedad al oprobio, para que las naciones no se burlen de ella . ¿ Por qué habrán de decir entre los pueblos: “Dónde está su Dios ?”»
Números 10:1-10
La señal de las trompetas 10 1 El Señor le dijo a Moisés: 2 «Hazte dos trompetas de plata labrada, y úsalas para reunir al pueblo acampado y para dar la señal de ponerse en marcha. 3 Cuando ambas trompetas den el toque de reunión, toda la comunidad se reunirá contigo a la entrada de la Tienda de reunión. 4 Cuando solo una de ellas dé el toque, se reunirán contigo únicamente los jefes de las tribus de Israel. 5 Al primer toque de avance, se pondrán en marcha las tribus que acampan al este, 6 y al segundo, las que acampan al sur. Es decir, la señal de partida será el toque de avance. 7 Cuando se quiera reunir a la comunidad, el toque de reunión que se dé será diferente. 8 »Las trompetas las tocarán los sacerdotes aaronitas. Esto será un estatuto perpetuo para ustedes y sus descendientes. 9 »Cuando estén ya en su propia tierra y tengan que salir a la guerra contra el enemigo opresor, las trompetas darán la señal de combate. Entonces el Señor se acordará de ustedes y los salvará de sus enemigos. 10 »Cuando celebren fiestas en fechas solemnes o en novilunios, también tocarán trompetas para anunciar los holocaustos y los sacrificios de comunión. Así Dios se acordará de ustedes. Yo soy el Señor tu Dios».
NT
Apocalipsis 9:1-11
9 1 Tocó el quinto ángel su trompeta, y vi que había caído del cielo a la tierra una estrella, a la cual se le entregó la llave del pozo del abismo. 2 Lo abrió, y del pozo subió una humareda, como la de un horno gigantesco; y la humareda oscureció el sol y el aire. 3 De la humareda descendieron langostas sobre la tierra, y se les dio poder como el que tienen los escorpiones de la tierra. 4 Se les ordenó que no dañaran la hierba de la tierra, ni ninguna planta ni ningún árbol, sino solo a las personas que no llevaran en la frente el sello de Dios. 5 No se les dio permiso para matarlas, sino solo para torturarlas durante cinco meses. Su tormento es como el producido por la picadura de un escorpión. 6 En aquellos días la gente buscará la muerte, pero no la encontrará; desearán morir, pero la muerte huirá de ellos. 7 El aspecto de las langostas era como de caballos equipados para la guerra. Llevaban en la cabeza algo que parecía una corona de oro, y su cara se asemejaba a un rostro humano. 8 Su crin parecía cabello de mujer, y sus dientes eran como de león. 9 Llevaban coraza como de hierro, y el ruido de sus alas se escuchaba como el estruendo de carros de muchos caballos que se lanzan a la batalla. 10 Tenían cola y aguijón como de escorpión; y en la cola tenían poder para torturar a la gente durante cinco meses. 11 El rey que los dirigía era el ángel del abismo, que en hebreo se llama Abadón y en griego Apolión.
Mateo 10:14-15
14 Si alguno no los recibe bien ni escucha sus palabras, al salir de esa casa o de ese pueblo, sacúdanse el polvo de los pies. 15 Les aseguro que en el día del juicio el castigo para Sodoma y Gomorra será más tolerable que para ese pueblo.
Mateo 11:20-24
Ayes sobre ciudades no arrepentidas 11:21-23 – Lc 10:13-15 20 Entonces comenzó Jesús a denunciar a las ciudades en que había hecho la mayor parte de sus milagros, porque no se habían arrepentido. 21 «¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Si se hubieran hecho en Tiro y en Sidón los milagros que se hicieron en medio de ustedes, ya hace tiempo que se habrían arrepentido con muchos lamentos. 22 Pero les digo que en el día del juicio será más tolerable el castigo para Tiro y Sidón que para ustedes. 23 Y tú, Capernaúm, ¿acaso serás levantada hasta el cielo? No, sino que descenderás hasta el abismo . Si los milagros que se hicieron en ti se hubieran hecho en Sodoma, esta habría permanecido hasta el día de hoy. 24 Pero te digo que en el día del juicio será más tolerable el castigo para Sodoma que para ti».
Mateo 24:30-31
30 »La señal del Hijo del hombre aparecerá en el cielo, y se angustiarán todas las razas de la tierra. Verán al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. 31 Y al sonido de la gran trompeta mandará a sus ángeles, y reunirán de los cuatro vientos a los elegidos, de un extremo al otro del cielo.
1 Corintios 15:51-52
51 Fíjense bien en el misterio que les voy a revelar: No todos moriremos, pero todos seremos transformados, 52 en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados.
1 Tesalonicenses 4:16-17
16 El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre.
Jeremías 10:10
10 Pero el Señor es el Dios verdadero, el Dios viviente, el Rey eterno. Cuando se enoja, tiembla la tierra; las naciones no pueden soportar su ira.
Éxodo 34:5-7
5 El Señor descendió en la nube y se puso junto a Moisés. Luego le dio a conocer su nombre: 6 pasando delante de él, proclamó: —El Señor , el Señor , Dios clemente y compasivo, lento para la ira y grande en amor y fidelidad, 7 que mantiene su amor hasta mil generaciones después, y que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado; pero que no deja sin castigo al culpable, sino que castiga la maldad de los padres en los hijos y en los nietos, hasta la tercera y la cuarta generación.
Lucas 15:11-32
Parábola del hijo perdido 11 »Un hombre tenía dos hijos —continuó Jesús—. 12 El menor de ellos le dijo a su padre: “Papá, dame lo que me toca de la herencia”. Así que el padre repartió sus bienes entre los dos. 13 Poco después el hijo menor juntó todo lo que tenía y se fue a un país lejano; allí vivió desenfrenadamente y derrochó su herencia. 14 »Cuando ya lo había gastado todo, sobrevino una gran escasez en la región, y él comenzó a pasar necesidad. 15 Así que fue y consiguió empleo con un ciudadano de aquel país, quien lo mandó a sus campos a cuidar cerdos. 16 Tanta hambre tenía que hubiera querido llenarse el estómago con la comida que daban a los cerdos, pero aun así nadie le daba nada. 17 Por fin recapacitó y se dijo: “¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen comida de sobra, y yo aquí me muero de hambre! 18 Tengo que volver a mi padre y decirle: Papá, he pecado contra el cielo y contra ti. 19 Ya no merezco que se me llame tu hijo; trátame como si fuera uno de tus jornaleros”. 20 Así que emprendió el viaje y se fue a su padre. »Todavía estaba lejos cuando su padre lo vio y se compadeció de él; salió corriendo a su encuentro, lo abrazó y lo besó. 21 El joven le dijo: “Papá, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no merezco que se me llame tu hijo”. 22 Pero el padre ordenó a sus siervos : “¡Pronto! Traigan la mejor ropa para vestirlo. Pónganle también un anillo en el dedo y sandalias en los pies. 23 Traigan el ternero más gordo y mátenlo para celebrar un banquete. 24 Porque este hijo mío estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado”. Así que empezaron a hacer fiesta. 25 »Mientras tanto, el hijo mayor estaba en el campo. Al volver, cuando se acercó a la casa, oyó la música del baile. 26 Entonces llamó a uno de los siervos y le preguntó qué pasaba. 27 “Ha llegado tu hermano —le respondió—, y tu papá ha matado el ternero más gordo porque ha recobrado a su hijo sano y salvo”. 28 Indignado, el hermano mayor se negó a entrar. Así que su padre salió a suplicarle que lo hiciera. 29 Pero él le contestó: “¡Fíjate cuántos años te he servido sin desobedecer jamás tus órdenes, y ni un cabrito me has dado para celebrar una fiesta con mis amigos! 30 ¡Pero ahora llega ese hijo tuyo, que ha despilfarrado tu fortuna con prostitutas, y tú mandas matar en su honor el ternero más gordo!” 31 »“Hijo mío —le dijo su padre—, tú siempre estás conmigo, y todo lo que tengo es tuyo. 32 Pero teníamos que hacer fiesta y alegrarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado”».
Oseas 14:3
3 Asiria no podrá salvarnos; no montaremos caballos de guerra. Nunca más llamaremos “dios nuestro” a cosas hechas por nuestras manos, pues en ti el huérfano halla compasión».
Génesis 3:9
9 Pero Dios el Señor llamó al hombre y le dijo: —¿Dónde estás?
Apocalipsis 22:17
17 El Espíritu y la novia dicen: «¡Ven!»; y el que escuche diga: «¡Ven!» El que tenga sed, venga; y el que quiera, tome gratuitamente del agua de la vida.
Amós 5:21
21 «Detesto y aborrezco sus fiestas religiosas; no me agradan sus cultos solemnes.
Isaías 1:11-16
11 «¿De qué me sirven sus muchos sacrificios? —dice el Señor —. Harto estoy de holocaustos de carneros y de la grasa de animales engordados; la sangre de toros, corderos y cabras no me complace. 12 ¿Por qué vienen a presentarse ante mí? ¿Quién les mandó traer animales para que pisotearan mis atrios? 13 No me sigan trayendo vanas ofrendas; el incienso es para mí una abominación. Luna nueva, día de reposo, asambleas convocadas; ¡no soporto que con su adoración me ofendan! 14 Yo aborrezco sus lunas nuevas y festividades; se me han vuelto una carga que estoy cansado de soportar. 15 Cuando levantan sus manos, yo aparto de ustedes mis ojos; aunque multipliquen sus oraciones, no las escucharé, pues tienen las manos llenas de sangre. 16 ¡Lávense, límpiense! ¡Aparten de mi vista sus obras malvadas! ¡Dejen de hacer el mal!
Habacuc 3:2
2 Señor , he sabido de tu fama; tus obras, Señor , me dejan pasmado. Realízalas de nuevo en nuestros días, dalas a conocer en nuestro tiempo; en tu ira, ten presente tu misericordia.
Jonás 3:9
9 ¡Quién sabe! Tal vez Dios cambie de parecer, y aplaque el ardor de su ira, y no perezcamos».
2 Samuel 12:22
22 David respondió: —Es verdad que cuando el niño estaba vivo yo ayunaba y lloraba, pues pensaba: “¿Quién sabe? Tal vez el Señor tenga compasión de mí y permita que el niño viva”.
Deuteronomio 28:1-68
Bendiciones por la obediencia 28 1 »Si realmente escuchas al Señor tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos que hoy te ordeno, el Señor tu Dios te pondrá por encima de todas las naciones de la tierra. 2 Si obedeces al Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre: 3 »Bendito serás en la ciudad, y bendito en el campo. 4 »Benditos serán el fruto de tu vientre, tus cosechas, las crías de tu ganado, los terneritos de tus manadas y los corderitos de tus rebaños. 5 »Benditas serán tu canasta y tu mesa de amasar. 6 »Bendito serás en el hogar, y bendito en el camino. 7 »El Señor te concederá la victoria sobre tus enemigos. Avanzarán contra ti en perfecta formación, pero huirán en desbandada. 8 »El Señor bendecirá tus graneros, y todo el trabajo de tus manos. »El Señor tu Dios te bendecirá en la tierra que te ha dado. 9 »El Señor te establecerá como su pueblo santo, conforme a su juramento, si cumples sus mandamientos y andas en sus caminos. 10 Todas las naciones de la tierra te respetarán al reconocerte como el pueblo del Señor . 11 »El Señor te concederá abundancia de bienes: multiplicará tus hijos, tu ganado y tus cosechas en la tierra que a tus antepasados juró que te daría. 12 »El Señor abrirá los cielos, su generoso tesoro, para derramar a su debido tiempo la lluvia sobre la tierra, y para bendecir todo el trabajo de tus manos. Tú les prestarás a muchas naciones, pero no tomarás prestado de nadie. 13 El Señor te pondrá a la cabeza, nunca en la cola. Siempre estarás en la cima, nunca en el fondo, con tal de que prestes atención a los mandamientos del Señor tu Dios que hoy te mando, y los obedezcas con cuidado. 14 Jamás te apartes de ninguna de las palabras que hoy te ordeno, para seguir y servir a otros dioses. Maldiciones por la desobediencia 15 »Pero debes saber que, si no obedeces al Señor tu Dios ni cumples fielmente todos sus mandamientos y preceptos que hoy te ordeno, vendrán sobre ti y te alcanzarán todas estas maldiciones: 16 »Maldito serás en la ciudad, y maldito en el campo. 17 »Malditas serán tu canasta y tu mesa de amasar. 18 »Malditos serán el fruto de tu vientre, tus cosechas, los terneritos de tus manadas y los corderitos de tus rebaños. 19 »Maldito serás en el hogar, y maldito en el camino. 20 »El Señor enviará contra ti maldición, confusión y fracaso en toda la obra de tus manos, hasta que en un abrir y cerrar de ojos quedes arruinado y exterminado por tu mala conducta y por haberme abandonado. 21 »El Señor te infestará de plagas, hasta acabar contigo en la tierra de la que vas a tomar posesión. 22 El Señor te castigará con epidemias mortales, fiebres malignas e inflamaciones, con calor sofocante y sequía, y con plagas y pestes sobre tus cultivos. Te hostigará hasta que perezcas. 23 Sobre tu cabeza, el cielo será como bronce; bajo tus pies, la tierra será como hierro. 24 En lugar de lluvia, el Señor enviará sobre tus campos polvo y arena; del cielo lloverá ceniza, hasta que seas aniquilado. 25 »El Señor hará que te derroten tus enemigos. Avanzarás contra ellos en perfecta formación, pero huirás en desbandada. ¡Todos los reinos de la tierra te humillarán! 26 Tu cadáver servirá de alimento a las aves de los cielos y a las bestias de la tierra, y no habrá quien las espante. 27 »El Señor te afligirá con tumores y úlceras, como las de Egipto, y con sarna y comezón, y no podrás sanar. 28 »El Señor te hará sufrir de locura, ceguera y delirio. 29 En pleno día andarás a tientas, como ciego en la oscuridad. Fracasarás en todo lo que hagas; día tras día serás oprimido; te robarán y no habrá nadie que te socorra. 30 Estarás comprometido para casarte, pero otro tomará a tu prometida y la violará. Construirás una casa, y no podrás habitarla. Plantarás una viña, pero no podrás gozar de sus frutos. 31 Ante tus propios ojos degollarán a tu buey, y no probarás su carne. Te quitarán tu burro a la fuerza y no te lo devolverán. Tus ovejas pasarán a manos de tus enemigos, y nadie te ayudará a rescatarlas. 32 Tus hijos y tus hijas serán entregados a otra nación; te cansarás de buscarlos, y no los podrás encontrar. 33 Un pueblo desconocido se comerá los frutos de tu tierra y todo el producto de tu trabajo; para ti solo habrá opresión y malos tratos cada día. 34 Tendrás visiones que te enloquecerán. 35 »El Señor te herirá en las rodillas y en las piernas, y con llagas malignas e incurables que te cubrirán todo el cuerpo, desde la planta del pie hasta la coronilla. 36 »El Señor hará que tú y el rey que hayas elegido para gobernarte sean deportados a un país que ni tú ni tus antepasados conocieron. Allí adorarás a otros dioses, dioses de madera y de piedra. 37 Serás motivo de horror y objeto de burla y de ridículo en todas las naciones a las que el Señor te conduzca. 38 »Sembrarás en tus campos mucho, pero cosecharás poco, porque las langostas devorarán tus plantíos. 39 Plantarás viñas y las cultivarás, pero no cosecharás las uvas ni beberás el vino, porque los gusanos se comerán tus vides. 40 Tendrás olivares por todo tu territorio, pero no te ungirás con su aceite, porque se caerán las aceitunas. 41 Tendrás hijos e hijas, pero no podrás retenerlos, porque serán llevados al cautiverio. 42 ¡Enjambres de langostas devorarán todos los árboles y las cosechas de tu tierra! 43 »Los extranjeros que vivan contigo alcanzarán cada vez más poder sobre ti, mientras que tú te irás hundiendo más y más. 44 Ellos serán tus acreedores, y tú serás su deudor. Ellos irán a la cabeza, y tú quedarás rezagado. 45 »Todas estas maldiciones caerán sobre ti. Te perseguirán y te alcanzarán hasta destruirte, porque desobedeciste al Señor tu Dios y no cumpliste sus mandamientos y preceptos. 46 Ellos serán señal y advertencia permanente para ti y para tus descendientes, 47 pues no serviste al Señor tu Dios con gozo y alegría cuando tenías de todo en abundancia. 48 Por eso sufrirás hambre y sed, desnudez y pobreza extrema, y serás esclavo de los enemigos que el Señor enviará contra ti. Ellos te pondrán un yugo de hierro sobre el cuello, y te destruirán por completo. 49 »El Señor levantará contra ti una nación muy lejana, cuyo idioma no podrás entender; vendrá de los confines de la tierra, veloz como un águila. 50 Esta nación tendrá un aspecto feroz y no respetará a los viejos ni se compadecerá de los jóvenes. 51 Devorará las crías de tu ganado y las cosechas de tu tierra, hasta aniquilarte. No te dejará trigo, ni mosto ni aceite, ni terneras en las manadas, ni corderos en los rebaños. ¡Te dejará completamente arruinado! 52 Te acorralará en todas las ciudades de tu tierra; te sitiará hasta que se derrumben esas murallas fortificadas en las que has confiado. ¡Te asediará en toda la tierra y en las ciudades que el Señor tu Dios te ha dado! 53 »Tal será tu sufrimiento durante el sitio de la ciudad que acabarás comiéndote el fruto de tu vientre, ¡la carne misma de los hijos y las hijas que el Señor tu Dios te ha dado! 54 Aun el más tierno y sensible de tus hombres no tendrá compasión de su propio hermano, ni de la esposa que ama, ni de los hijos que todavía le queden, 55 a tal grado que no compartirá con ellos nada de la carne de sus hijos que esté comiendo, pues será todo lo que le quede. »Tal será la angustia que te hará sentir tu enemigo durante el asedio de todas tus ciudades 56 que aun la más tierna y sensible de tus mujeres, tan sensible y tierna que no se atrevería a rozar el suelo con la planta de los pies, no tendrá compasión de su propio esposo al que ama, ni de sus hijos ni de sus hijas. 57 No compartirá el hijo que acaba de parir, ni su placenta, sino que se los comerá en secreto, pues será lo único que le quede. ¡Tal será la angustia que te hará sentir tu enemigo durante el asedio de todas tus ciudades! 58 »Si no te empeñas en practicar todas las palabras de esta ley, que están escritas en este libro, ni temes al Señor tu Dios, ¡nombre glorioso e imponente!, 59 el Señor enviará contra ti y contra tus descendientes plagas terribles y persistentes, y enfermedades malignas e incurables. 60 Todas las plagas de Egipto, que tanto horror te causaron, vendrán sobre ti y no te darán respiro. 61 »El Señor también te enviará, hasta exterminarte, toda clase de enfermedades y desastres no registrados en este libro de la ley. 62 Y tú, que como pueblo fuiste tan numeroso como las estrellas del cielo, quedarás reducido a unos cuantos por no haber obedecido al Señor tu Dios. 63 Así como al Señor le agradó multiplicarte y hacerte prosperar, también le agradará arruinarte y destruirte. ¡Serás arrancado de raíz, de la misma tierra que ahora vas a poseer! 64 »El Señor te dispersará entre todas las naciones, de uno al otro extremo de la tierra. Allí adorarás a otros dioses, dioses de madera y de piedra, que ni tú ni tus antepasados conocieron. 65 En esas naciones no hallarás paz ni descanso. El Señor mantendrá angustiado tu corazón; tus ojos se cansarán de anhelar, y tu corazón perderá toda esperanza. 66 Noche y día vivirás en constante zozobra, lleno de terror y nunca seguro de tu vida. 67 Debido a las visiones que tendrás y al terror que se apoderará de ti, dirás en la mañana: “¡Si tan solo fuera de noche!”, y en la noche: “¡Si tan solo fuera de día!” 68 Y aunque el Señor te prometió que jamás volverías por el camino de Egipto, te hará volver en barcos. Allá te ofrecerás a tus enemigos como esclavo, y no habrá nadie que quiera comprarte».
Deuteronomio 24:5
5 »No envíes a la guerra a ningún hombre recién casado, ni le impongas ningún otro deber. Tendrá libre todo un año para atender su casa y hacer feliz a la mujer que tomó por esposa.
Números 29:35-38
35 »El octavo día celebrarás una fiesta solemne, y nadie realizará ningún tipo de trabajo. 36 Como holocausto presentado por fuego, de aroma grato al Señor , ofrecerás un novillo, un carnero y siete corderos de un año y sin defecto. 37 Con el novillo, el carnero y los corderos presentarás ofrendas de cereales y libaciones, según lo que se especifica para cada número. 38 Incluirás también un macho cabrío como sacrificio expiatorio, además del holocausto diario con su ofrenda de cereales y su libación.
2 Crónicas 24:20-21
20 El Espíritu de Dios vino sobre Zacarías, hijo del sacerdote Joyadá, y este, presentándose ante el pueblo, declaró: «Así dice Dios el Señor : ¿Por qué desobedecen mis mandamientos? De ese modo no prosperarán. Como me han abandonado, yo también los abandonaré». 21 (21-22) Pero ellos conspiraron contra Zacarías hijo de Joyadá y, por orden del rey, lo mataron a pedradas en el atrio del templo del Señor . Así fue como el rey Joás, no tomando en cuenta la bondad de Joyadá, mató a su hijo Zacarías, quien al morir dijo: «¡Que el Señor vea esto y te juzgue!»
Sofonías 2:1-3
2 1 Humíllate hasta el polvo, nación desvergonzada; 2 hazlo antes que se cumpla lo que he determinado y ese día se desvanezca como la brizna, antes que caiga sobre ti la ira ardiente del Señor , antes que venga sobre ti el día de la ira del Señor . 3 Busquen al Señor , todos los humildes de la tierra, los que han puesto en práctica sus normas. Busquen la justicia, busquen la humildad; tal vez encontrarán refugio en el día de la ira del Señor .
Génesis 18:22-33
22 Dos de los visitantes partieron de allí y se encaminaron a Sodoma, pero Abraham se quedó de pie frente al Señor . 23 Entonces se acercó al Señor y le dijo: —¿De veras vas a exterminar al justo junto con el malvado? 24 Quizá haya cincuenta justos en la ciudad. ¿Exterminarás a todos, y no perdonarás a ese lugar por amor a los cincuenta justos que allí hay? 25 ¡Lejos de ti el hacer tal cosa! ¿Matar al justo junto con el malvado, y que ambos sean tratados de la misma manera? ¡Jamás hagas tal cosa! Tú, que eres el Juez de toda la tierra, ¿no harás justicia? 26 El Señor le respondió: —Si encuentro cincuenta justos en Sodoma, por ellos perdonaré a toda la ciudad. 27 Abraham le dijo: —Reconozco que he sido muy atrevido al dirigirme a mi Señor, yo, que apenas soy polvo y ceniza. 28 Pero tal vez falten cinco justos para completar los cincuenta. ¿Destruirás a toda la ciudad si faltan esos cinco? —Si encuentro cuarenta y cinco justos no la destruiré —contestó el Señor . 29 Pero Abraham insistió: —Tal vez se encuentren solo cuarenta. —Por esos cuarenta justos, no destruiré la ciudad —respondió el Señor . 30 Abraham volvió a insistir: —No se enoje mi Señor, pero permítame seguir hablando. Tal vez se encuentren solo treinta. —No lo haré si encuentro allí a esos treinta —contestó el Señor . 31 Abraham siguió insistiendo: —Sé que he sido muy atrevido en hablarle así a mi Señor, pero tal vez se encuentren solo veinte. —Por esos veinte no la destruiré. 32 Abraham volvió a decir: —No se enoje mi Señor, pero permítame hablar una vez más. Tal vez se encuentren solo diez… —Aun por esos diez no la destruiré —respondió el Señor por última vez. 33 Cuando el Señor terminó de hablar con Abraham, se fue de allí, y Abraham regresó a su carpa.
Éxodo 28:29-30
29 De este modo, siempre que Aarón entre en el Lugar Santo llevará sobre su corazón, en el pectoral para impartir justicia, los nombres de los hijos de Israel para recordarlos siempre ante el Señor . 30 Sobre el pectoral para impartir justicia pondrás el urim y el tumim. De esta manera, siempre que Aarón se presente ante el Señor , llevará en el pecho la causa de los israelitas.
Hebreos 5:1-4
5 1 Todo sumo sacerdote es escogido de entre los hombres. Él mismo es nombrado para representar a su pueblo ante Dios, y ofrecer dones y sacrificios por los pecados. 2 Puede tratar con paciencia a los ignorantes y extraviados, ya que él mismo está sujeto a las debilidades humanas. 3 Por tal razón se ve obligado a ofrecer sacrificios por sus propios pecados, como también por los del pueblo. 4 Nadie ocupa ese cargo por iniciativa propia; más bien, lo ocupa el que es llamado por Dios, como sucedió con Aarón.
Levítico 10:8-11
Ley sobre el culto y el licor 8 El Señor le dijo a Aarón: 9 «Ni tú ni tus hijos deben beber vino ni licor cuando entren en la Tienda de reunión, pues de lo contrario morirán. Este es un estatuto perpetuo para tus descendientes, 10 para que puedan distinguir entre lo santo y lo profano, y entre lo puro y lo impuro, 11 y puedan también enseñar a los israelitas todos los estatutos que el Señor les ha dado a conocer por medio de Moisés».
Deuteronomio 17:9
9 y te presentarás ante los sacerdotes levitas y ante el juez en funciones. Los consultarás, y ellos te darán el veredicto.
Deuteronomio 21:5
5 Los sacerdotes levitas pasarán al frente para cumplir su tarea, porque el Señor tu Dios los eligió para pronunciar bendiciones en su nombre, y para ministrar y decidir en todos los casos de disputas y asaltos.
Ezequiel 45:4
4 Esta será la porción santa de tierra para los sacerdotes que sirven en el santuario y que se acercan para servir al Señor . Allí construirán sus casas, y también el santuario del Señor .
lookup
Observación
Lista de mandatos Dichos de Dios Relaciones de causa / efecto Preguntas y exclamaciones Referencias de tiempo Resumen del pasaje Título al pasaje
Interpretación
1. ¿Qué diferencia hay, para el pueblo de Israel, entre clamar y volverse (a Dios)? Contexto de desesperación. Palabra acompañada de una acción. Pedirle, pero arrepentirse, ponerse a actuar no solo pedirle. Señales o ideas de arrepentimiento. 2. ¿Qué relación hay entre la catástrofe nacional de las langostas y el día del Señor? Es una señal para lo que se aproxima. Siempre hay destrucción (ya sea con una o con otra). Como un presagio o adelanto de lo difícil del día del Señor. 3. ¿Cuál es la importancia del papel de Joel en este pasaje? Es el mensajero que advierte. Es la voz de Dios, les interpretó el «spoiler» de las langostas. Él da las instrucciones. La preparación, la planificación. Conoce a Dios y cómo contentarlo. 4. ¿Por qué volverse al Señor? Para no ser destruido. Porque con el Señor lo tienen todo. Lo que Dios no quiere es que sufran por su mal, que estén donde Dios pueda cuidarlos. Es la única respuesta. Porque estaban lejos, o se estaban alejando. 5. ¿Qué significa «de todo corazón»? Sinceramente, con humildad, de verdad. Incluye todo, todas las intenciones. 6. ¿Qué relación hay entre rasgarse «el corazón y no las vestiduras», y «ayuno, llantos y lamentos»? Dejar por completo todo lo que sos, perder completamente todo lo que sos para regresar a él. Que no sea solo pantalla. Que venga desde adentro. Tendrían que hacer las cosas externas, pero consecuentemente o integralmente, también por adentro. Que sea algo permanente, no hay repuesto de corazón. Pedir perdón con actitud de pesar. Primero trata de conciliar, no es «me la hizo y me la paga». 7. ¿Qué importancia tiene conocer lo que Dios es? Si lo conocés, sabés lo que le agrada. Podés regresar sin miedo, sabiendo cómo es. 8. ¿Por qué es importante el «tal vez»? Porque al final es Dios el quien decide. Dios no quiere que regresen (arrepentimiento) para destruirlos, sino para que estén bien. Es como una esperanza. Lo que quiere es salvar. 9. ¿Qué significado tiene que Dios deje «tras de sí», la bendición de ofrendas de cereales y las libaciones? Se me va a quitar el enojo y les voy a dejar con qué me adoren. 10. ¿Cuál es la importancia de congregar al pueblo, y de la lista de invitados? Todos son importantes para Dios. Que no se quede nadie afuera. Mucha. 11. ¿Por qué purificar la asamblea (al pueblo)? Ya no sea una asmblea que le caiga mal a Dios por hipócrita. 12. ¿A qué se juntarían, no habiendo nada qué ofrecer? Hacer la súplica, del arrepentimiento. Pidan. Volver a Dios. A ofrecerse ellos mismos a Dios. Tal cual son. 13. ¿Qué significado tendría que los sacerdotes oraran «entre el pórtico y el altar»? Como pedir perdón por cosas específicas. 14. ¿Que importancia tiene el orden de los componentes de la oración que Joel manda que se haga? 1. Pedir: compasión. (Apela a los sentimientos tiernos). 2. Pedir: que no entregue a la vergüenza su propiedad. (Apelando a la gloria de Dios). 3. Razón: que las naciones no se burlen de su propiedad. 4. Retórica: Porque todos van a preguntarse el por qué del Dios ausente.
Comments
Disclaimer: The opinions and conclusions expressed on this page are those of the author and may or may not accord with the positions of Biblearc or Bethlehem College & Seminary.